Algunas noticias sobre el Ramal C-14, el Tren a las Nubes y su zona.

lunes, 8 de julio de 2013

Tren de las Nubes: por rumbos de nubes y sales

08/07/2013.

Carlos Winston Albertoni, Especial.

En la elección del destino de vacaciones de invierno, Salta ocupa un lugar de privilegio por atributos geográficos, servicios y un valioso patrimonio histórico-arquitectónico. El Tren a las Nubes, una propuesta superlativa; la otra, las Salinas Grandes, de horizontes confusos.

EL TREN A LAS NUBES.


El silbato recién había anunciado la partida y aquel pequeño niño, de pelo negro como el azabache y el rostro curtido por la intemperie, empezó a saludar con su brazo en alto, agitándolo una y otra vez. Solitario en el andén, no despedía a nadie en particular y su adiós parecía un regalo para todos los que marchábamos sobre el tren en aquella mañana fría e invernal. Fue el prólogo perfecto para el viaje que me llevaría a las nubes.

Convertido casi en una leyenda por decenas de historias y relatos, el Tren a las Nubes es uno de los trenes de alta montaña más populares del mundo. Parte de Salta, recorre 217 kilómetros para llegar hasta el corazón de la Puna, a 4.220 metros de altura al atravesar el viaducto de la Polvorilla, en el final mismo del trayecto.

POSTAL DE LA PUNA SALTEÑA.


En el camino, pasa por 29 puentes, 21 túneles, 13 viaductos y sortea un par de rulos y zigzag que dibujan las vías sobre las laderas de las montañas.

Hacia Campo Quijano. Tras dejar atrás la estación de Salta, el tren atraviesa el extenso valle de Lerma y luego empieza a ganar altura, poco a poco, hasta llegar a Campo Quijano, una pequeña localidad ubicada a una altitud de 1.520 metros sobre el nivel del mar y a la que se conoce tradicionalmente como El Portal de los Andes, por ser considerada la puerta de acceso a la ruta nacional 51 que lleva su asfalto hacia la Puna.
Allí, en ese lugar, existe también un monumento que recuerda al ingeniero estadounidense Richard Maury, quien fuera el constructor del tejido ferroviario que lleva el Tren a las Nubes hasta la Puna y aún más allá.
Desde Campo Quijano, el ascenso se hace ya más sostenido. Las vías zigzaguean por los surcos abiertos en las montañas por la maravillosa Quebrada del Toro y llegan al primero de los zigzag, apenas después de dejar atrás la estación El Alisal.

Estos zigzag son increíbles obras de ingeniería que dibujan una especie de zeta sobre la ladera de la montaña y le permiten al tren subir pendientes muy empinadas, con ascensos por las vías, en marchas de avance
y retroceso alternadas, que logran ganar hasta 50 metros de altura en cada tramo.
Un poco más adelante, luego de la estación Chorrillos, un segundo zigzag lleva al tren casi hasta los 2.000 metros de altura y obliga a sacar la cámara por la ventanilla para registrar decenas de fotos.
Para ese entonces, el sol de la mañana ya ilumina todas las cuestas montañosas.

A los 2.500 metros de altura las vías del tren dibujan una serie de círculos para seguir la trepada.
Conocidos como rulos, estos dibujos de las vías llevan a la formación hasta los 3.500 metros, una altura en la que el paisaje desértico se adueña por completo de los horizontes. Bajo un cielo increíblemente limpio, el Tren a las Nubes recorre ya la Puna.

San Antonio de los Cobres. En el Abra de Muñano, el tren alcanza los 4.000 metros de altura y luego, siempre acompañado a un lado y otro por la geografía del desierto, desciende hasta San Antonio de los Cobres, la localidad más grande de la Puna argentina. Casi sin detenerse, el rumbo continúa desde allí hasta el viaducto La Polvorilla, un enorme puente de metal de más de sesenta metros de altura que permite cruzar un cañadón.

Construido en el corazón mismo de la geografía puneña, el viaducto es una maravilla de la ingeniería que sirve de epílogo perfecto para el viaje.

Tan perfecto, como lo fue aquél prólogo del niño saludando en el andén, apenas después de que el silbato anunciara la partida hacia las nubes.

Algo más que la capital. La ciudad de Salta es no sólo la capital provincial sino, también, el inequívoco centro de la actividad turística de toda la región del noroeste argentino.

La mayoría de los viajeros que llegan hasta esa parte del país se alojan en esta ciudad de casi 600 mil habitantes que está ubicada en el espectacular Valle de Lerma. El nombre del valle recuerda al español Hernando de Lerma, quien fundara Salta en abril de 1582.

CATEDRAL DE LA CIUDAD DE SALTA.


Visitada, anualmente, por casi dos millones de turistas, Salta posee una enorme cantidad de atractivos entre los que se destacan el Museo de Arqueología de Alta Montaña, la Catedral Basílica, el viejo Cabildo, la basílica San Francisco y el cerro San Bernardo, desde cuya cima se pueden disfrutar de las mejores vistas panorámicas de la capital provincial.

A los pies del cerro San Bernardo se encuentra el tradicional monumento a Güemes, ante el que desfilan cientos de gauchos cada 17 de junio, fecha en la que se recuerda la muerte del legendario héroe salteño.
En esa fecha la ciudad se viste de fiesta y su capacidad hotelera, estimada en casi 20 mil plazas, suele verse absolutamente colmada.

Lo que hay que saber

Tren a las Nubes. Parte los días jueves y sábados a las 7.05 horas de la estación de Salta, regresando al mismo lugar a las 23.48 horas. El recorrido de ida llega hasta el viaducto de La Polvorilla y se detiene en San Antonio de los Cobres, regresando luego en la tarde. El valor de todo ese trayecto es de 950 pesos, incluyendo las comidas. Informes en www.trenalasnubes.com.ar.

SAN ANTONIO DE LOS COBRES.


Salinas Grandes. La misma empresa que opera el Tren a las Nubes organiza excursiones de dos días que combinan el viaje en tren hasta San Antonio de los Cobres y las Salinas Grandes. Además, esta excursión suma la Quebrada de Humahuaca, convirtiendo la excursión en algo inolvidable. El valor para este viaje es de 1650 pesos. Mayores informes en www.trenalasnubes.com.ar

Dónde alojarse. En Salta, el hotel Patios de Lerma (www.patiosdelerma.com.ar) es la mejor opción para alojarse enfrente de la estación de trenes, con habitaciones singles desde 620 pesos y dobles desde 740. En el centro de la ciudad, el hotel colonial Posada del Ángel (www.hotelposadadelangel.com.ar) tiene dobles standard desde 500 pesos.

Sitios webs recomendados:
www.turismo.salta.gov.ar
www.viajaportupais.gov.ar

http://www.lavoz.com.ar/suplementos/turismo/tren-nubes-rumbos-nubes-sales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada