Algunas noticias sobre el Ramal C-14, el Tren a las Nubes y su zona.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Tren a las Nubes: últimos días de temporada

25.11.2013.

La temporada del Tren a la Nubes cierra con éxito en pocos días. Partiendo desde la ciudad de Salta, se adentra más de 200 kilómetros en el corazón del norte argentino,  ofreciendo al viajero uno de los espectáculos naturales más bellos del mundo.



Aún hay oportunidad de disfrutar de los últimos viajes del Tren a las Nubes, uno de los tres ferrocarriles más altos del mundo, con un paseo imperdible en la provincia de Salta, al norte de la Argentina.

Se trata de una excursión de día completo, en la que el pasajero verá todo tipo de encantos pasando por variados paisajes, desde los más áridos del desierto puneño hasta la abundante vegetación de la selva. En Salta, la locomotora y sus vagones cuentan historias de antiguas épocas, en una gran obra de ingeniería que trepa a los 4.200 metros hasta alcanzar literalmente las nubes.

La temporada de recorridos -que termina el 7 de diciembre- comienza a finales de marzo de cada año, cuando el clima suele ser más fresco al llegar el otoño. Vale destacar que, a más de  cuatro mil metros de altura el verano puede ser insoportable.

Además de este fabuloso paseo, la provincia de Salta ofrece al viajero una elevada diversidad geográfica y cultural. Tierras herederas de antiguas comunidades como la diaguita-calchaquí, del Imperio Inca, del pasado colonial hispánico y del espíritu criollo que luchó con creces por la independencia nacional. Rasgos todos que aún perduran en la fisonomía y arquitectura de los pueblos.

Historia del tren

El Tren a las Nubes  fue creado por las autoridades del Ferrocarril General Belgrano en noviembre de 1971, haciendo un primer viaje experimental con funcionarios y periodistas. Recién a mediados del siguiente año realizaría la primera salida oficial turística, que se mantuvo por 18 años, hasta que los ferrocarriles del Estado fueron privatizados.

Su original nombre se debe a una película realizada por dos estudiantes tucumanos en la década del '60, que al hacer el tramo Salta-Socompa, traccionado entonces por máquinas a vapor, pidieron al maquinista que al llegar al viaducto La Polvorilla la formación hiciera una descarga lateral de humo blanco para que ellos pudieran tomarlo con las cámaras desde las ventanillas. Ocurrió que el vapor se mantuvo levitando por la baja temperatura y luego el periodista que escribió el guión del documental tituló el trabajo Tren a las Nubes.

Ferrocarriles Argentinos adoptó la denominación para el Ramal C 14 hasta Antofagasta.

Entre zigzags y espirales

La cantidad de rulos, viaductos y túneles que los vagones atraviesan hacen del recorrido en tren uno de los más asombrosos del mundo, mientras cubre unos 430 kilómetros de ida y vuelta desde Salta, para introducirse en la Quebrada del Toro y llegar a la Puna.

Originalmente, el autor del proyecto -el ingeniero estadounidense Richard Maury- pensó la construcción teniendo en cuenta el principio de adherencia de las ruedas a las vías. Y es que este tren con capacidad para más de 450 personas no utiliza piezas dentadas justamente porque las vías están dispuestas de una manera peculiar circulando por un sistema de zigzags y espirales.

La velocidad del viaje no es mayor a los 35 kilómetros por hora y eso le permite al viajero poder observar con detalle el impactante paisaje, tomar fotografías e ir adaptándose a la altura con tranquilidad.

Si bien ya da sus primeros pasos desde la estación General Belgrano a unos 1.187 metros sobre el nivel del mar, el punto máximo superará los cuatro mil, por lo que se recomienda caminar poco en las bajadas y respirar profundo. También se suelen ofrecer hojas de coca para masticar y pasar el “apunamiento”.

Cautivante recorrido

En este excitante y entretenido viaje el viajero pasará por 29 puentes, 21 túneles, 13 viaductos, dos rulos y dos zigzags. Y si bien el recorrido suele durar unas ocho horas para llegar a destino y otras tantas para regresar, el visitante podrá comer o tomar alguna bebida en el comedor a bordo y será atendido por un guía en cada vagón. En caso de sentirse mal, existe asistencia médica para resolver cualquier inconveniente.

Durante el viaje se harán dos paradas, una en la estación de San Antonio de los Cobres, y la otra en el viaducto La Polvorilla. En las diferentes estaciones los habitantes de los pueblos de rasgos surcados por el viento y el sol ofrecerán a la venta pintorescas artesanías, vestimenta y productos regionales para llevar de recuerdo.

La salida se realiza todos los miércoles, viernes y domingos a las 7.05. La empresa suele pedir a los tripulantes llegar a la estación alrededor de las 6.15. Desde entonces todo será emoción, adentrarse en la imponencia del altiplano y atravesar pueblos de una gran riqueza cultural. Un paseo de jornada completa, cuyo regreso será cerca de la medianoche.

El tren recibe más de 30 mil visitantes al año.

Dos de los pueblos por los que el tren pasa son realmente destacados. A poco más de mitad de camino verá Santa Rosa de Tastil, considerado uno de los principales centros urbanos prehispánicos de Sudamérica, con importantes yacimientos arqueológicos. Un área que  carece por completo de calles aunque tiene siete plazas entre antiguas ruinas.

Más adelante, San Antonio de los Cobres, denominada así por encontrarse dentro de su jurisdicción la famosa Sierra del Cobre, siendo la capital del departamento de Los Andes, se ubica al pie del famoso Cerro Terciopelo.

Durante el viaje los turistas podrán degustar las famosas empanadas salteñas, delicia de la gastronomía regional, y otros platos como locro, milanesas de llama, mote con queso y asado de cordero.

Son los mismos habitantes de los poblados quienes ofrecerán desde las ventanillas y a la vera de las vías sus productos y artesanías. Las mujeres hilan lana de cabra, llama y oveja y realizan tejidos para la venta. En el mes de agosto es el Homenaje a la Pachamama, costumbre en agradecimiento a la Madre Tierra.

Cómo llegar

El Aeropuerto Internacional Martín Miguel de Güemes en Salta opera todo el año. Por tierra desde Buenos Aires se toma la RN 34, desde Tucumán las RN 9 y 40, mientras que desde Jujuy las RN 9 y 34. Los accesos fronterizos son: Yacuiba/Salvador Mazza, Bermejo/Aguas Blancas y Villazón/La Quiaca desde Bolivia; y Paso de Sico y  Paso de Jama desde Chile.

(Fuente: TUR Noticias)

http://www.caribbeannewsdigital.com/noticia/tren-las-nubes-ultimos-dias-de-temporada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada