Algunas noticias sobre el Ramal C-14, el Tren a las Nubes y su zona.

domingo, 22 de junio de 2014

La música gana terreno, día a día, entre los chicos de la Puna

22/06/2014.

POR: MARITA SIMÓN.

ESPECTÁCULOS SON 56 LOS NIÑOS, DESDE LOS 5 AÑOS, QUE APRENDEN UNA AMPLIA DIVERSIDAD DE INSTRUMENTOS Y EDUCAN SUS VOCES

La banda infanto juvenil dio una lección de perseverancia y aprendizaje, pese a las limitaciones.

La música gana terreno, día a día, entre los chicos de la Puna.


La ansiedad fue grande, pero el amor a la música logró superar cualquier obstáculo. Es lo que demostraron los chicos de la orquesta de San Antonio de los Cobres cuando interpretaron nada más ni nada menos que el Himno Nacional Argentino. Durante seis meses se prepararon y dieron la sorpresa a su propia comunidad y a los turistas que estuvieron en la fiesta del pueblo, el pasado 13.

La experiencia fue conmovedora, porque por primera vez se presentaron en público en una fecha muy importante para la comunidad puneña y el resultado fue el aplauso sincero y sostenido no solo por haber elegido el Himno, sino por la calidad de la interpretación. El más chico tiene 9 años y el mayor 17.
El coro de niños no se quedó atrás y también hicieron lo suyo con canciones que refuerzan la autenticidad cultural.

“El talento de los niños nos sorprende cada día y desde lo primero y más básico que tocaron, como el Feliz cumpleaños, lograron llegar al Himno Nacional. Esto muestra a las claras que aprendieron a leer música y trasladaron esa lectura a una interpretación excelente”, explica orgulloso Santos Lisandro Puca, un joven de 36 años que en los últimos dos dedica cada sábado a enseñar en el lugar. Puca nació y se crió en San Antonio de los Cobres en una familia de músicos y al concluir la secundaria se incorporó al Ejército, donde forma parte de la banda Los Infernales.

Aprender y ensayar

Lisandro, como lo llaman todos, dedica varias horas de los sábados a enseñar su especialidad, los instrumentos de bronce, además de incorporar nuevos conocimientos y efectuar las correcciones necesarias. Ayer recibieron la visita del profesor de la Escuela de Música provincial, Marcelo Rioja, quien dio una master class de trompeta. La próxima semana hará lo propio el luthier y profesor de clarinete y saxo, Coli Montero, quien además enseñará sobre la conservación adecuada de los instrumentos.

Se suman Carolina Ciano, integrante del coro de la Ucasal y encargada de preparar las voces del coro y Daniel Pérez, profesor especializado en instrumentos de madera.

El resto corre por cuenta de los propios chicos, pero con un puntal esencial: los padres. “Nosotros les pedimos a los alumnos que dediquen unos 45 minutos diarios a ensayar, pero sabemos que algunos lo hacen hasta dos horas. En esto tienen una influencia fundamental los papás, porque ellos impulsan y controlan el aprendizaje, más allá que cada niño lo hace por gusto propio”, dice.

Sin dudas que esta metodología da sus frutos y quedó demostrado en la fiesta patronal. Fueron 26 los que integraron la banda, aunque en total son 56 los que están incorporados al aprendizaje porque comienzan desde que están en el jardín de infantes.

A Lisandro le preocupa el futuro de los adolescentes que concluyen el secundario porque no hay sede de carreras universitarias ni terciarias y para las familias es casi imposible solventar estudios superiores en la capital u otro lugar. Por eso muchos se inclinan por incorporarse a las fuerzas armadas y policiales y se están preparando para rendir, con predilección por el área orquestal.

Más instrumentos

Cada semana más chicos quieren integrarse a la orquesta, pero los instrumentos no son suficientes. “Necesitamos empresas y organizaciones que nos ayuden. Son elementos costosos, pero hay personas e instituciones con la capacidad de donarnos y ayudarnos a construir un espacio más apto. Ahora vamos a una escuela, pero son aulas muy pequeñas y dificulta el aprendizaje”, explica Puca.

La primera parte la compraron con el Fondo de Desarrollo Ciudadano y la Municipalidad. La comisión de padres, con rifas, ferias de platos y bailes recaudó para comprar instrumentos costosos, como cornos barítono y tenor que hoy cuestan unos 8 mil pesos. A mediados del año pasado lograron adquirir dos por ese precio. Por el Programa Nacional de Orquestas recibieron diez, entre esos la tuba, uno de los más caros instrumentos con un valor cercano a los 50 mil pesos”.

http://www.eltribuno.info/salta/417082-La-musica-gana-terreno-dia-a-dia-entre-los-chicos-de-la-Puna.note.aspx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada